top of page
  • Dr. Josue Ortiz

¿Qué hago si tengo vejiga hiperactiva?


Si el orinar muy frecuentemente y con mucha urgencia está afectando tu calidad de vida, es muy probable que quieras mejorar esa situación.

En este blog te mencionaremos algunas recomendaciones que te ayudarán a tratar y a prevenir este problema.

1. No complicar con estrés: Lo primero es tomarlo con calma, la mayoría de las personas que creen tener este problema no lo no tienen. Además, el estrés hace que vayamos más seguido al baño, y eso no es vejiga hiperactiva. Debemos evitar preocuparnos de más, controlar la ansiedad, tener una actitud optimista acompañada de un buen control de estrés. Recordemos que este padecimiento no es una situación que pondrá en riesgo nuestra vida, y la gran mayoría de las veces no tendrá ninguna repercusión grave.

2. Ingesta adecuada de agua: Malos hábitos, como por ejemplo tomar poca agua, no tomar agua, o sustituir el agua por alguna otra bebida harán que la orina sea más concentrada. Recordemos que la orina es un producto de deshecho cuyos componentes pueden ser irritativos para cualquier parte del cuerpo, incluida la pared de la vejiga, sobre todo si se encuentran muy poco diluidos.

3. Evitar irritantes: Salsas envasadas (las marcas comerciales), salsa soya, jugos de tomate envasados, comidas muy condimentadas (china, japonesa, americana, mexicana), alimentos procesados, café, té negro, te chai, canela, jengibre, alcohol, lácteos, bebidas altas en colorantes (refresco, jugos); son ejemplos generales de alimentos que debemos evitar o al menos disminuir, porque su consumo nos hace ir al baño con más frecuencia. También hay alimentos únicos que afectan a cada persona de forma individual. Por ejemplo, algunos pacientes nos han mencionado que están muy bien pero cuando comen algún alimento especifico, empeoran, y luego ya se vuelven a mejorar. Una buena medida es hacer memoria o registrar los alimentos consumidos previamente al empeoramiento de los síntomas, y no volverlos a consumir.

4. Evitar cafeína: Esta nos hace empeorar los sintomas debido a 3 acciones, las cuales son: estimula el sistema nervioso, y el sistema nervioso estimula las contracciones del musculo de la vejiga, lo que nos hace orinar más frecuentemente. Es un diurético, lo que hace que el riñón produzca más orina, y por lo tanto orinamos más. Además, el café irrita la vejiga, independientemente de que sea descafeinado, dando como resultado la urgencia de ir al baño. Es peor si se combina con otros irritantes como el tabaco. En este grupo también se incluyen otras bebidas que contienen cafeína, como bebidas estimulantes, té negro, entre otras. El café es en cierta forma adictivo, algunos pacientes nunca pueden dejarlo, a pesar de la recomendación y a pesar de las molestias.

5. Evitar el cigarro: No hay algo que irrite más la vía urinaria que el cigarro, desde los riñones, los uréteros, por supuesto la vejiga, y en el caso de los hombres la próstata y el pene. Y no solo el cigarro, el contacto con cualquier tipo de humo. Es por eso se recomienda evitar el hábito de fumar. Además existen otros problemas en la vía urinaria ocasionados por este, como lo son los tumores.

6. Realizar ejercicios pélvicos: Son ejercicios que fortalecen el piso pélvico. Cuando hablamos de piso pélvico, nos referimos a un conjunto de músculos que se encuentran entre las piernas, y sostienen diversos órganos como la vejiga, la próstata, los intestinos, la vagina, el útero. Además, dentro de estos músculos están los esfínteres, que son músculos circulares que ayudan a que podamos controlar la defecación y la micción. Fortalecer estos músculos, nos ayudará a tener una mejor salud miccional. El ejercicio por excelencia es el de Kegel, también practicar yoga o pilates beneficia bastante, también estan otros que se pueden realizar como sentadillas, desplantes, ejercicios de glúteos y pierna. Te recomendamos realizar el ejercicio que más te guste y que te sea más conveniente, y practicarlo al menos 5 días a la semana.

7. Tener un buen control de peso: Entre más peso tengamos, o más grasa abdominal tengamos, la presión dentro del abdomen aumentará, es decir que los órganos quedan más apretados, debido a que hay menos espacio, como la vejiga se encuentra dentro del abdomen sufrirá compresión de los demás órganos y de la grasa. Si nos encontramos con algunos kilos de más es recomendable bajar para llegar al peso ideal, y si son muchos kilos de más, debemos procurar bajar al menos 15% de nuestro peso. Eso mejorará mucho las molestias urinarias, como las infecciones, la urgencia, incluso la incontinencia.

8. Tener un buen control del estreñimiento: Existe una importante relación entre problemas urinarios y problemas intestinales. Sobre todo, lo relacionado al estreñimiento. Se puede deber a que tanto la vejiga como el intestino comparten el mismo sistema nervioso (el autónomo). Lo cierto es que personas con estreñimiento tendrán más problemas urinarios, y mayores molestias para orinar. Si lo padeces debes atenderlo conjuntamente. Recuerda tener una dieta alta en fibra y tomar suficientes líquidos, los cuales, por sí solos, también ayudan a mejorar la salud urinaria.

9. Buenos hábitos miccionales: Estos se logran evitando los malos hábitos, que son: aguantarse para orinar mucho o frecuentemente, no tomar agua para no ir al baño, no sentarse adecuadamente al momento de orinar, tener un aseo incorrecto. Buenos hábitos al orinar mejoraran los síntomas de vejiga hiperactiva.

10. Realizar entrenamiento Vesical: Son ejercicios intencionados para poder prolongar el inicio de la micción, se recomienda que se hagan previa valoración médica. Estos ejercicios, se realizan cuando se empiezan a tener ganas de orinar, por ejemplo, aguantarse las ganas de orinar, distraer la mente con otras ocupaciones, respirar profundo y despacio, relajarse y controlar el estrés. Se pueden hacer todos los días, varias veces al día, o incluso con cada vez que den ganas de orinar.

11. Ir al Médico: Si presentas síntomas compatibles con vejiga hiperactiva, es necesario una valoración médica inicial para para realizar un diagnóstico adecuado, descartar algún otro problema urinario, e individualizar el tratamiento de forma oportuna. Las medidas antes mencionadas se deben realizar siempre, y se pueden combinar con tratamiento farmacológico que tu urólogo te recetará, hablando de la gran mayoría de las veces que son situaciones leves o moderados. También hay otros tratamientos para casos más severos como la aplicación de bótox, cirugías de la vejiga, y diferentes formas de estimulación neuronal.


Conclusión.


Hay pacientes que podrían mejorar mucho con estas medidas, pero la falta de deseo para realizarlas y la desidia las hace no tener mejoría. Si necesitas una evaluación, consulta o cirugía, ¡contáctanos!


¡Te invito a seguirnos en redes sociales! y compartir esta información.


Dr. Josué Ortiz Romero

Urólogo Certificado


6,936 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page