top of page
  • Dr. Josue Ortiz

¿Cómo se diagnostica el cáncer de Riñón?

Updated: Apr 9, 2021



1. Diagnóstico por ultrasonido del Cáncer Renal


A este tumor se le conoce como el “tumor del radiólogo”. Estos médicos son los especialistas en realizar e interpretar imágenes del interior del cuerpo, y son los que más lo diagnostican. Generalmente al realizar un ultrasonido por otra causa se encuentran con este tumor por casualidad ( Por ejemplo un ultrasonido de hígado o vesícula biliar ). Para bien de estos pacientes, encontrarlo de esta manera, podría salvar su vida. Los tumores renales siempre crecen, y entre más grandes sean más problema darán. Hallarlos antes de que den signos o síntomas nos hablas de un tumor limitado (la mayoría de las veces), por lo que el tratamiento temprano antes que de síntomas podría ser será curativo. Casi la mitad de los tumores renales se encuentran de esta forma: por casualidad.

El ultrasonido es un estudio simple, no riesgoso, económico, además es imprescindible a realizar cuando alguien presenta signos y síntomas de cáncer renal como lo son el sangrado en la orina, dolor lumbar, tumor o masa palpable en fosa renal. A través de este estudio es posible ver una masa o tumor que proviene del riñón, aunque no se puede definir con exactitud si es buena o mala.


2. Diagnóstico por Tomografía del Cáncer Renal


El siguiente paso es clave y consiste en realizar estudios radiográficos de imagen de alta calidad.

Dentro de estos estudios están: la tomografía Computarizada ( el mas utilizado ) y la Resonancia magnética.

Con su excelente calidad de imagen que nos aportan, nos ayuda primero a saber si hay un cáncer o no. Además con estos estudios podemos ver en alta resolución de forma completa el riñón, el tamaño del tumor (con medidas exactas), si esta incrustado, si esta circunscrito, si se ha ido a otras partes del cuerpo cercanas o distantes, si ha avanzado hacia órganos vecinos, si le llega sangre por vasos nuevos, formados por el mismo tumor y también nos ayuda a conocer la situación del otro riñón. Además de que conocer más de su apariencia, nos dará una mejor visión del posible tipo de tumor. (Ver diferentes tipos de cáncer en el riñón), incluso nos permite descartar tumores no cancerosos y tumores precancerosos. Es mejor tener estudios antes de planear un tratamiento, el cual no es recomendable dar, y no debería hacerse si no se cuenta con estos.

Por las características físicas del cáncer renal, un estudio de imagen como lo es el escáner tomográfico bien realizado, es suficiente para hacer un diagnóstico, al igual que la resonancia magnética. Ya que sus calidades de imagen son muy altas. En otros tipo de cáncer se realiza biopsia, como en el de próstata, que los tumores son muy mal definidos. En el de riñón, no es necesario.


3. Diagnóstico por Biopsia del Cáncer Renal

Frecuentemente me preguntan acerca de realizar una biopsia (tomar una pequeña parte del riñón a través de una aguja y analizarla a la microscopia) para hacer el diagnóstico definitivo, pero remarcamos que no es necesario en la gran mayoría de los pacientes. Sin embargo, hay situaciones donde si se realiza, estas son:


a. El tumor se encuentra muy mal definido o es muy pequeño (tumores menores de 1 a 3 cm), no se puede ver ni distinguir con precisión. En estos casos se puede quitar el tumor en su totalidad. Si no se quiere quitar, se realiza una biopsia de riñón. Es una decisión que tendrán que tomar junto con su urólogo tratante.

b. Tumores múltiples. En algunas situaciones muy poco comunes, los pacientes tienen mas de un tumor, en ocasiones en los dos riñones. Por lo que retirarlos todos podría causar insuficiencia renal, y se necesitaría vivir con diálisis o hemodiálisis. En este caso extremo se realiza biopsia, para determinar si se pudiera dar otro tratamiento.

c. Personas que no son candidatos a la Cirugía. Por ejemplo, pacientes que tienen otras enfermedades delicadas (enfermedades del corazón o de los pulmones, insuficiencia renal), o son de edad avanzada.

Aunque la biopsia en general es un procedimiento seguro y mucho menos peligroso que una cirugía, no deja de ser inocuo. Los riesgos de una biopsia son el sangrado, la infección en el sitio de punción y diseminación del tumor (poca probabilidad).

Básicamente la biopsia se realiza en aquellos pacientes que no se les puede realizar la cirugía, y se realiza para determinar qué tipo de tumor es y para poder valorar algún otro tratamiento. No se debe realizar rutinariamente y no es necesario para la gran mayoría de los tumores renales.


4. Diagnostico por Laboratorio del Cáncer Renal


Por último, mencionaremos los estudios de laboratorio, que se toman en la sangre. Existen los llamamos “marcadores tumorales” que son muy útiles para algunos tipos de cáncer, como el de colon, de testículo, de próstata. Sin embargo, no existen marcadores tumorales para el cáncer de riñón, por lo que para su diagnóstico no se requieren.

Actualmente, en el 2021, no existe un estudio de laboratorio que pueda determinar si hay cáncer en el riñón. Sin embargo, si ayudan mucho; por ejemplo, un examen general de orina puede decirnos de forma temprana que hay sangre en la orina. Otros estudios en la sangre nos ayudan a determinar la agresividad de un tumor, incluso el pronóstico. También podemos ver si está afectando otro órgano por ejemplo estudios del hígado, de la calidad de la sangre, del estado de nutrición, entre otros.


Conclusión


Tener una visión completa, con estudios de imagen, estudios de orina y de sangre, nos ayudará a realizar no solo un diagnóstico, sino a evaluar mejor el cáncer de riñón, poder ofrecer el tratamiento adecuado para cada paciente, también a evitar potenciales complicaciones, determinar un mejor pronostico y mejorar la oportunidad de curación. Si necesitas una evaluación, consulta o cirugía, ¡contáctanos!

¡Te invito a seguirnos en redes sociales! y compartir esta información.



Dr. Josué Ortiz Romero

Urólogo Certificado


2,600 views0 comments

Recent Posts

See All

コメント


bottom of page