top of page
  • Dr. Josue Ortiz

Qué no es la vejiga hiperactiva


Como vimos en otro blog, la vejiga hiperactiva es el condición en la cual aumenta la frecuencia de orinar, acompañada de mayor urgencia, pero otras situaciones también pueden generarnos estos problemas. Si no has leído el blog de vejiga hiperactiva, te invito a que lo revises, te ayudará mucho a entender mejor este tema.


En ocasiones me llegan pacientes preocupados por creer tener vejiga hiperactiva, cuando en realidad no lo tienen. Por eso a continuación mencionaremos que no es una vejiga hiperactiva:

1. Cuando se está estresado, es normal que den más ganas de orinar. Si eres una persona que le da pavor hablar en público y lo tienes que hacer, es muy probable que antes del evento o incluso después estés orinando con mucha urgencia y a cada rato. Y esto no quiere decir que tengas vejiga hiperactiva. Es una situación estresante que la estás manifestando en este órgano del cuerpo.

2. Tener incontinencia de esfuerzo, no es igual a tener vejiga hiperactiva. Este tipo de incontinencia se caracteriza porque al hacer fuerza con el abdomen se escapa la orina de forma involuntaria; por ejemplo, cuando se tose, se ríe, se carga algo, al agacharse o al pujar.

3. Si además de la urgencia y el aumento en la frecuencia, presentas dolor o ardor al orinar, lo más probable es que no tengas vejiga hiperactiva. Esta no duele, eso podría ser otro problema en la vía urinaria, ni tampoco arde. Como los síntomas suelen ser parecidos, es importante una adecuada evaluación y descartar siempre algún proceso infeccioso de fondo.

4. Sangre en la orina (Hematuria), al igual que el dolor o el ardor, esta no es un signo que presente esta enfermedad. Un tumor o una piedra pueden simular también este problema.

5. Orinar más frecuente cuando se comen irritantes. Por ejemplo, con el café, este estimula unos nervios que van a la vejiga, haciendo que se contraiga más y queramos ir mas al baño, y con mayor urgencia. Al igual que el café tenemos el chocolate, él té negro, té verde, te chai, canela, jengibre, entre otros. Estas sustancias se deben consumir con moderación y con el conocimiento de que al ingerirlos iremos más veces al baño.

6. Sensación de orinar mal cuando se está orinando bien. Aquí tenemos que resolver primero la interrogante de ¿Cuántas veces se debe orinar en el día y cada cuánto tiempo? Lo ideal en una persona bien hidratada es que orine entre 2 a 4 hrs., en un promedio de 5 a 6 veces por día. Puede ser un poco más un poco menos, depende también del estado de hidratación. Algunos pacientes nos visitan preocupados porque antes orinaban solo 2 o 3 veces al día y ahora que orinan 6 veces, la realidad es que ahora están orinando lo que debe ser, esto está muy ligado a malos hábitos en el consumo de agua.

7. Síntomas de vaciamiento. Estos son: el pujar para orinar, que el chorro se entrecorte, que al terminar se quede la sensación de no haber vaciado por completo. Cuando estos síntomas están presentes junto con la urgencia y el aumento en la frecuencia, lo más seguro es que haya otro problema, como el crecimiento de próstata.


Conclusión

No te confundas, hay múltiples enfermedades en las vías urinarias, y los síntomas pueden ser parecidos, no dudes en acudir al especialista si presentas problemas, y no olvides que buenos hábitos en la ingesta de líquidos y en el orinar pueden ayudar a prevenir muchos males. Si necesitas una evaluación, consulta o cirugía, ¡contáctanos!


¡Te invito a seguirnos en redes sociales! y compartir esta información.



Dr. Josué Ortiz Romero

Urólogo Certificado



827 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page